Shareable city: construyendo ciudades humanas

Hasta ahora habíamos oído hablar de las ciudades inteligentes (Smart City) como el paradigma de urbe más saludable, más sostenible, más habitable… pero hemos descubierto que tiene una carencia significativa: ese modelo olvida la vertiente humana de las ciudades.

El arquitecto italiano Domenico di Siena (@urbanohumano) compartió su investigación sobre la Shareable City en el espacio LANAU de Madrid, en un encuentro organizado por Cercamia (una plataforma para una economía complementaria al euro basada en el intercambio de servicios y conocimiento). Y nos fuimos a LANAU para conocer cómo se construye este modelo de ciudad que tiene muy en cuenta a las personas que la habitan.

A este arquitecto la Smart City no le gusta porque este prototipo solo considera tecnología y espacios. Y entonces, ¿dónde quedamos los ciudadanos? Para eso, para tenernos en cuenta, hablemos de Shareable City (ciudad “compartible”): una propuesta urbana que no renuncia a la tecnología sino que valora cómo los ciudadanos la utilizan para mejorar la ciudad, porque la tecnología es muy útil para comunicar y para intercambiar; de hecho, en este modelo, la tecnología se utiliza para conocer a la gente, para relacionarse.

ciudad compartida

Queda claro que en este ejemplo de ciudad la interrelación entre la gente es clave. Y la relación con el entorno, imprescindible. Por eso la Shareable City introduce nuevos conceptos:

  • PROSUMERS: que podría definirse como una mezcla entre productor y consumidor.
  • AMBIENT AWARENESS: que hace referencia a la sensibilidad con el entorno y con ello la interacción con los otros.

En este modelo urbano la clave está en restablecer la relación con los vecinos. Se trata de recuperar  cosas que siempre han existido y que nos permiten convertirnos en protagonistas de la identidad local. Y para eso utilizamos la tecnología, que nos ayuda a humanizar las relaciones cotidianas, a comprender el espacio que habitamos.  Pero, puesto que se intensifican las relaciones de proximidad, surge otro concepto:

  • GLOCAL: la interacción entre global y local. Es decir, si bien es muy bueno (y necesario) socializar con los vecinos, tampoco hay que encerrarse tanto y correr el riesgo de que lo que está lejos o fuera  de ese entorno inmediato genere rechazo o sensación de peligro. Generemos el equilibrio.

gente

Con todo esto, la Shareable City plantea otro cambio decisivo. Pasar de elegir a construir. Y esto es decisivo, identitario incluso.  ¿Por qué? Como explicaba Domenico di Siena, nos han educado para ser ciudadanos que eligen, lo que significa que para que ese sistema funcione, tenemos que delegar. Les dejamos a otros que hagan. Sin embargo, si en vez de elegir construimos, tomamos parte, nos asumimos como protagonistas. En realidad, la esencia de las ciudades es el intercambio ¿Y cómo se hace? No es un ideal, en realidad ya hay numerosos ejemplos que  hacen de nuestras ciudades Shareables Cities.

sharingcityberlin

La utilización incrementa la confianza

Todos los cambios tienen procesos. Habrá muchos temerosos que no quieran compartir coche con desconocidos, dormir en el sofá de la casa de un local de la ciudad donde se hace turismo o cenar con extraños, sin embargo está demostrado que confiamos más cuando utilizamos estas plataformas. Por ejemplo, es común que los usuarios de Blablacar (nosotros entre ellos) repitan, o que los viajeros que forman parte de couchsurfing utilicen esta red para alojarse en sus próximos viajes.

En esta nueva ciudad “compartible”, donde el intercambio es la clave, hay que hablar también de CO-CREACIÓN, que no es otra cosa que estimular y desarrollar la capacidad (y el interés, claro) de hacer cosas con otra gente. Hay que desmitificar la superespecialización del individuo (que genera aislamiento) y tender a ampliar capacidades y a hacer con otros.

Algunos ejemplos de co-creación

Si nos fijamos bien, son muchas las ciudades que habitamos que van sumando acciones, gestos, iniciativas que las van convirtiendo poco a poco en Shareables Cities. Los ciudadanos necesitamos recuperar el espacio que vivimos y fortalecer las relaciones con nuestros vecinos. Hacer juntos. Mejorar el espacio en compañía de los demás. Fomentar el intercambio. Las ciudades necesitan ser humanas. Esa es la mayor expresión de su inteligencia.

Para seguir profundizando en el concepto de Shareable City, os dejamos este vídeo de TED de Alex Steffen.

Compartimos también otros enlaces (en inglés) para seguir profundizando en la Shareable City

Comenta y cuéntanos cómo compartes en tu ciudad. ¿Es tu ciudad una Shareable City?

Advertisements

One response to “Shareable city: construyendo ciudades humanas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s