Incubaeco: ecoemprendedores para un cambio de modelo

Iniciar su desarrollo antes de su plena manifestación”, así define incubar el diccionario de la RAE, cuando se refiere a movimientos o proyectos. Y esa definición, tal cual, es la que han asumido como seña de identidad los chicos de INCUBAECO, un proyecto joven en España, cuya razón de ser es ayudar a otros a desarrollar emprendimientos con valor social y ambiental para reverdecer una economía y un modelo que están demasiado ennegrecidos.

De ecoempredendores exitosos, de incubación y aceleración, de economía sostenible, de cambio de modelo y de posibilidades hablamos con Luis Morales, uno de los creadores de Incubaeco, en una larga charla que mantuvimos en Utopicus, un espacio de coworking en el centro de Madrid (C/Colegiata, 9). Y la conversación dio para mucho.

utopicus_entrevista1

¿Cómo definirías Incubaeco y cómo se incubó este proyecto?

Incubaeco yo lo definiría como un ecosistema de actores, de entidades y de personas que apuesta por proyectos de ecoemprendedores. Son proyectos empresariales en el ámbito de la economía verde, que pretenden incorporar la sostenibilidad en su modelo de negocio y, en definitiva, tienden hacia un cambio de modelo, un cambio de economía; una economía más inclusiva de negocio, más verde, más humana. Con Incubaeco lo que hacemos es acompañarles y ayudarles, con una serie de servicios y herramientas, para facilitarles este proceso de cambio. Con este impulso que ofrecemos afianzan sus proyectos en el ámbito del medio ambiente.

Vosotros decís que incubáis y aceleráis proyectos. ¿Cuál es la indiferencia?

Las necesidades de los ecoemprendedores pueden llegar a ser muy diferentes en virtud de la fase en la que se encuentren. Por un lado, están los que están empezando, que están en la fase de la idea, dándole forma, y que no tienen claro en qué nicho verde emprender. Esas personas que están en los inicios necesitan más formación, más trabajo con mentores, ejemplos de buenas y malas prácticas, un acompañamiento más pausado. Este tipo de perfiles es al que está orientado el programa de incubación. Del otro lado, están otras personas que tienen proyectos en marcha, incluso que tienen clientes, están facturando, pero necesitan abrir nuevas líneas, innovar, dar una vuelta al modelo de negocio, poner otras cosas, expandirse, llegar a otros nichos, etc. Para ese proceso de expansión en un proyecto que ya está en marcha y que es viable tenemos el programa aceleración.

El programa de aceleración es muy flexible porque las necesidades son muy variadas, mientras que el de incubación es un paquete completo.

utopicus_entrevista

 ¿Y quiénes sois los que acompañáis estos procesos y dónde se cuelan los mentores?

Más allá de las entidades que constituyen el núcleo duro de Incubaeco, nos hemos rodeado de una serie de entidades que nos apoyan mucho, como la red empredeverde, adscrita a la fundación biodiversidad, o el Ceprac (en Cataluña), que es un organismo de la ONU, adscrito al PNUMA. También nos acompañan entidades de Banca Ética o escuelas de formación como el Instituto Superior de Medio Ambiente. Hay cerca de 80 entidades acompañándonos y que además, aportan mentores. El equipo de mentores se encarga de hacer una labor de acompañamiento muy importante porque, sobre todo, comparten su experiencia, su trayectoria. Ellos son ejemplo de buenas prácticas y aportan claves para el éxito, pero también pueden trasladar a los ecoemprendedores errores, malas prácticas… porque de los errores se aprende mucho.

¿Cómo es ese proyecto de acompañamiento en el proceso de incubación?

El programa de incubación está diseñado para siete meses, en dos fases complementarias. La fase primera se inicia con una formación muy exhaustiva y muy rigurosa, siguiendo nuestra guía metodológica. Esto se hace por módulos, que se organizan por capítulos de la guía, complementados con sesiones de trabajo grupal con mentores. Hacemos sesiones grupales de repaso, citas individuales para resolver algunos flecos, de manera que  al final de estos tres meses y medio el ecoemprededor ya tiene un plan de negocio de acuerdo a estos principios de sostenibilidad, ha incorporado la dimensión medioambiental en su modelo de negocio, y cuenta con el feedback de los mentores. Después pasaríamos a la fase de difusión, una vez que hemos visto la viabilidad de su idea y el valor social y ambiental que aporta; los impulsamos para que tengan notoriedad y todo ello acompañado de un programa  de crowdfounding para que ellos testeen su idea, para que la sometan a la objetividad del mercado, obtengan sus primeras preventas, y vayan ensanchando su comunidad. Con el crowdfounding la clave no está en levantar una suma de dinero sino en mostrar que tu idea gusta y que tienes una comunidad detrás que la apoya. Y esto nos concede más garantías para acceder a entidades de banca ética e inversores.

 Los mentores acompañan y comparten su experiencia. Ellos son ejemplo de buenas prácticas y aportan claves de éxito pero también errores, imprescindibles para aprender. 

Sesión informativa. Foto: incubaeco

Sesión informativa. Foto: incubaeco

¿No filtráis ningún proyecto de entrada, todo el que va con una idea tiene cabida en Incubaeco?

Sí filtramos porque los que llegan a nosotros les pedimos que rellenen un formulario en el que les hacemos unas preguntas que deben responder detalladamente, una serie de requerimientos sobre su idea, el sector en el que se mueven, en valor medioambiental que aportan. Eso lo valoramos mucho así que solo inician con nosotros el programa los proyectos que se focalizan en el ámbito de la ecoemprenduría, de la economía verde y que tienen valor social y ambiental notorio. Esa es nuestra seña de identidad.

El cambio de modelo económico va hacia una economía sostenible y, mientras llega, tenemos que “reverdercer” otros sectores marrones de la economía

Todo el mundo tiene un concepto de la ecología pero seguramente varía de persona a persona, ¿cuáles son los límites para que un proyecto pueda ser factible ambientalmente para Incubaeco y, algo más, puede haber proyectos que en principio no lo tengan y pueden incorporar esa mirada?

Hay proyectos que desde el inicio se circunscriben al ámbito de la economía verde pero hay otros que sin ser de ese sector sí quieren incorporar la dimensión medioambiental para ser más sostenibles. Esos también tienen cabida. De hecho son muy necesarios porque creemos que es donde más posibilidades de cambio y de creación de empleo. Porque el cambio de modelo económico hacia una economía sostenible, va a demorar muchas décadas aún y a corto plazo, para salir de la crisis, no todo el empleo se puede crear ahí, es decir, tenemos que “reverdercer” otros sectores marrones de la economía, lo cual es muy importante porque es donde la mayor parte de la población trabaja.

Podemos hablar de casos de éxito de proyectos que se incubaron y han salido adelante

Recordamos con mucha alegría el caso de Más que pájaros, que apenas tres cuatros meses después de pasar por la incubación, en verano de 2013 se constituyó como S.L. y está facturando, tiene clientes… Es un proyecto de ecoturismo que aglutina lo ambiental con lo cultural. Le está yendo muy bien. También estamos muy orgullosos de El Cartonista (en breve podéis escuchar la entrevista que le hemos hecho), un emprendedor que su modelo de negocio es hacer muebles a medida y elementos de decoración con cartón que recicla, con lo cual tiene un valor ambiental destacado porque está dando uso a un recurso que de otra manera sería un residuo. Tenemos una ecoemprendedora que trabaja en tema de huertos urbanos y de producción agroecológica. Otro que está recuperando unas variedades de trufa que estaban en extinción y poniendo en valor una comarca de Castilla que está en riesgo de despoblación.

reunión ecoemprendedores. Foto: incubaeco

reunión ecoemprendedores. Foto: incubaeco

Hay muchos que dicen que lo eco es una moda, ¿hablamos de una oportunidad de negocio coyuntural por la crisis o podemos hablar de un cambio de conciencia real de personas que están preocupadas por una vida más saludable, con una economía más higiénica, más solidaria, cuidando del planeta… ¿Cómo lo ves?

Si acaso fue moda en algún momento, fue en los 90. Pero no se hicieron bien las cosas por eso, porque era una moda y no respondía a una convicción ni atendía la raíz del problema. Por eso la crisis. Porque la crisis más allá de una crisis financiera es una crisis de valores, una crisis sistémica, una crisis ambiental… el Planeta ya no da para más, por eso esta crisis, que tiene repercusión en la economía y en el empleo, en su génesis es una crisis de sobreexplotación y de modelo. Por lo tanto, moda ya no es. Ahora vamos a tener que salir de esta crisis por la vía de la sostenibilidad y el medio ambiente, no nos cabe otra. Y esto abre una disyuntiva. Puede ser por las buenas o por las malas. Es preferible que sea por las buenas, porque si es por las malas, si seguimos persistiendo por el camino equivocado luego el planeta nos devolverá la bofetada dentro de varias décadas y será peor.

¿Y esta conciencia se nota en los ecoemprendedores que se acercan a Incubaeco?

Sí notamos que la sociedad está empezando a despertarse. Se da cuenta que este modelo de desarrollo no era acertado y que tenemos que salir de la crisis de otra manera. Y hay mucho hartazgo, la gente joven no está conforme con el estado actual, también están desencantados con el modelo de empleo tradicional tal y como lo conocíamos y como no hay muchas oportunidades prefieren emprender, y ya que emprenden quieren hacerlo de otra manera distinta. Notamos eso, que la gente llega con valores y con ideas distintos y quieren hacer cosas que repercutan positivamente en la sociedad y en el medioambiente. Por convicción.

La crisis, más allá de una crisis financiera, es una crisis de valores, una crisis sistémica, una crisis ambiental… el Planeta ya no da para más, por eso esta crisis en su génesis es una crisis de sobreexplotación y de modelo

¿Y ayudar a eso también es estimulante, no?

Muy gratificante. No es fácil, ni para los emprendedores ni para nosotros, que también nos está costando sacar esto adelante pero a pesar de las dificultades, la satisfacción es enorme

También lo es cuando una empresa deja de ser marrón y reverdece ¿No?

Es justamente donde más repercusión tiene en la sociedad y esto genera mucha satisfacción, más allá demostrar la viabilidad del proyecto y que puedas vivir dignamente de él. Los proyectos que reverdecen la economía son muy gratificantes porque realmente tienen más margen de mejorar, ambientalmente, la economía.

Es un artificio; no es que lo ecológico sea caro es que lo no ecológico es más barato de lo que debería ser

Hay un preconcepto en los profanos en la materia de que la generación de energía sostenible o los proyectos eco no son económicamente viables o son más caros que el status anterior. Sabemos que no es así pero ¿podrías argumentarlo?

Parcialmente es cierto. Los productos ecológicos pueden llegar a ser más caros que los industriales pero es porque la economía convencional no está pagando por los costos sociales y ambientales que ocasiona. Y están artificialmente abaratados, subsidiados por todos, porque lo pagarán las generaciones futuras o nosotros, que ya lo estamos haciendo. Así que es un artificio, no es que lo ecológico sea más caro es que lo no ecológico es más barato de lo que debería ser. Dicho esto, también es verdad que hay productos ecológicos que pueden ser competitivos porque hay un acercamiento entre productores, consumidores, y eso implica otra economía, otras redes, otro tejido productivo y esto es una ventaja competitiva. Sí que en España echamos de menos que falta una infraestructura de lo ecológico.

Es decir, que estimular la economía ecológica implica, a futuro, lograr precios más competitivos

Claro, y más democráticos y mucho mejor distribuidos. Más equitativos.

¿Hay proyectos como el vuestro de ayudar a incubar emprendimientos sostenibles en otros países?

Sí, nosotros nos hemos fijado en Alemania, en Berlín hay una incubadora de proyectos empresariales similar a la nuestra; también en Holanda. En el centro y norte de Europa son punteros y referentes en esto. En Sudámerica, podemos citar a los compañeros de empredoverde en Chile, pero también lo hay en Colombia, en Argentina. Hay una red global que tiende a crecer, a expandirse y a conectarse.

Más allá de ayudar a un ecoemprendedor a incubar o acelerar su proyecto vosotros también organizáis otros eventos abiertos

Sí, también hacemos jornadas abiertas al público, las hacemos de temática muy heterogénea. Para los que quieren empezar porque tienen una idea, sobre crowdfounding, emprendimiento femenino o para juntar a diferentes ecoemprendedores entre sí.

Sesión emprendimiento femenino. Foto: Incuabeco

Sesión emprendimiento femenino. Foto: Incuabeco

Para los que estén incubando una idea, ¿dónde se pueden poner en contacto con vosotros, dónde estáis?

Que entren en nuestra web: www.incubaeco.org. Ahí ven las actividades que tenemos en nuestras incubadoras.

Nos pueden seguir también por las redes sociales, que es donde hacemos la publicidad y la divulgación de nuestras actividades.

Que nos escriban, nos podemos reunir para conocer su proyecto y ver cómo los podemos ayudar.

Sede utopicus, Madrid

Sede utopicus, Madrid

Utopicus

Utopicus

Desde EconómadE agradecemos a Utopicus que nos permitiera realizar la entrevista en sus estupendas instalaciones e invitamos a los que estén por Madrid que se pasen por ellas para conocer todo lo que se cuece en este espacio madrileño.

Advertisements

2 responses to “Incubaeco: ecoemprendedores para un cambio de modelo

  1. Grande Incubaeco, y también Ecoworking (www.ecoworking.es), que no nombráis en el artículo, pero que ha colaborado con Incubaeco en los eventos que aparecen en las fotos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s