#Compartidores. Así somos

Llegó el día. En el centro de Barcelona, un grupo numeroso de gente, de distintas procedencias, edades y ámbitos profesionales participamos en el evento convocado por ConsumoColaborativo para  dibujar el perfil de los #compartidores. ¿Cómo somos todos los que nos vamos sumando a la economía colaborativa? ¿Somos raros? ¿Diferentes? ¿Especiales? ¿Podemos catalogarnos? Podemos. Es cuestión de mirar. Y mirarnos.

compartidores

Durante más de dos horas escuchamos y hablamos. Es la manera. Porque se empieza por compartir opiniones e ideas. Es la clave. Sumar para crear.

Los organizadores dieron pistas. Resultados de algunos estudios previos en los que ciudadanos compartidores se han autodefinido.

Desde la plataforma Avancar nos resumieron las tendencias del consumo colaborativo en España. Y cada vez hay más gente que se suma. ¿Motivos? El primero, el ahorro. Gastar menos, en muchos casos, es la puerta de entrada a este modelo creciente. La crisis como impulso. La propiedad, ese mantra aspiracional durante generaciones se ha quedado obsoleto. El pensamiento cambia. Por suerte. Las cifras ayudan a contextualizar. Un dato: los españoles podrían ahorrarse 27.000 millones de euros si implementasen prácticas de consumo colaborativo. Pero por más poderoso que sea, el dinero no lo es todo.  También hay motivaciones ecológicas. Somos cada vez más los que estamos concienciados de revertir un modelo depredador que se está comiendo el Planeta. Es insostenible.

ideas que se fueron sumando en la tarde

ideas que se fueron sumando en la tarde

Los chicos de ConsumoColaborativo también ofrecieron datos que más bien son descripciones. Las que vertieron usuarios en un cuestionario lanzado en la red. En torno a 100 personas respondieron. Y se definieron.

¿Cómo somos los compartidores? Las respuestas son positivas y concluyen que los compartidores somos personas prácticas, con sentido común, inteligentes. ¿Cuánto elogio, no? Sí, pero hay más. Apostamos por la redistribución de los bienes. Hay que repartir para que ganemos todos. Habrá quien lo considere una moda, tal vez una secuela colateral de una crisis que está arrasando con todo y dejando a la vista la inconsistencia de sus cimientos, pero hay muchos más que piensan (pensamos) que compartir es el futuro, así será lo que vengan, no solo por necesidad, también por convencimiento. Y todo esto ¿qué indica? Que el que comparte es feliz, optimista, que compartir sienta bien. ¿Y cómo lo hacemos? En esta era tecnológica, la Red nos sirve para encontrarnos, para conocernos pero es fuera de ella donde compartimos.

Resultados del intercambio

Resultados del intercambio

#compartidores 2

Con estos datos sobre la mesa, los presentes seguimos discutiendo cómo somos. Cuáles han sido los motivos por los que se está revirtiendo el modelo, por qué cada vez más gente  se suma a propuestas colaborativas prescindiendo de la dependencia de lo propio. Si bien el tiempo fue limitado, las conclusiones fueron interesantes y siguieron en la misma línea. Compartir nos mejora la vida. Cambiamos lo mío por lo nuestro. Sienta bien desprenderse. No somos especiales pero sí nos sentimos bien, lo que hace que estimulemos a otros para que se sumen a un cambio de paradigma que, evidentemente, ya se ha asomado y amenaza con quedarse.

Advertisements

5 responses to “#Compartidores. Así somos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s