Adopta una bici y rescátala del encierro

Cada vez hay más gente que se mueve en bici en zonas urbanas. De hecho, el transporte a pedales crece considerablemente en muchas ciudades del mundo. Hay ciudadanos que circulan con bici propia. Otros, se apuntan a los servicios públicos de préstamo de bicicletas de las ciudades. Algunos alquilan. Y también están los que adoptan bicicletas. Sí, como lo oyes, también se puede acoger temporalmente una bici.

¿Cómo se hace?

En Internet, entre las numerosas plataformas que existen de intercambios, funciona la página Libera tu bici. A través de esta web se desarrolla este programa que quiere devolver a su hábitat (la calle) esas bicicletas que no se usan y que pasan sus días abandonadas a su suerte en garajes, en trasteros o en el pasillo de tantos apartamentos.

Para que esa adopción se realice hace falta alguien que quiera ceder su bicicleta por falta de uso y alguien que quiera acogerla temporalmente.

bici vieja

El funcionamiento es simple

La persona que quiera liberar a su bici del aburrimiento de su encierro, la anuncia en la web Libera tu bici. La persona que necesita una bici y quiere adoptarla se pone en contacto con el propietario y ambos se encuentran para hacer la entrega. Como hemos dicho, se trata de una adopción temporal, no es un regalo para siempre. La acogida de esa bici tiene una duración de un año. Cuando termina ese tiempo, esa bicicleta se entregará a otra persona. Esta bici no tiene dueño, viaja entre lugares diversos, cuidada y utilizada por diferentes usuarios.

En la web libera tu bici se puede ver el listado de las bicicletas liberadas con su historia: cuál es su origen, por dónde ha pasado, las fotos con los ciclistas que la han acogido, cuál es su hogar actual y cuándo vuelve a liberarse, para que sea adoptada temporalmente por otra persona.

Si tienes una bici aburrida y encerrada en casa  y quieres saber qué recibirás si la sacas del encierro y le permites la adopción, te lo contamos.

  • Tu bici recuperará su salud.
  • Viajará y se sentirá libre: los secuestros generan angustia y malestar.
  • Evitarás la destrucción que le generan el polvo y la humedad de tu trastero o la intemperie de tu balcón.
  • Aparecerá más espacio en tu casa.
  • Serás más feliz sabiendo que contribuyes a un mundo más sostenible y de facilitársela a alguien que la necesita y la va a utilizar.
  • No es un rechazo, al contrario, sabes que estará mejor y podrás seguir cuáles son los pasos que va dando.
  • Puedes conocer por dónde se mueve y quién y cómo la está cuidando.
  • Antes de liberar tu bici debes tener en cuenta que tiene que estar en buen estado.

Si ya estás decidido a permitirle salir del encierro, estos son los próximos pasos:

  • Bautízala. Si aún no le has puesto nombre, hazlo. ¿De qué tiene cara? Dale identidad. Será divertido.
  • Hazle una revisión. Antes de despediros, pasea con ella por última vez y comprueba que funciona bien y que los frenos, los pedales, las ruedas o la cadena, funcionan correctamente. Si algo no anda bien, réparala.
  • Hazte una foto con ella. Enseña  lo guapa y saludable que está.
  • Sube la información a la web. Debes poner la foto y describir sus características, además de contar en qué  lugar se encuentra la bici y cuáles son sus gustos o sus exigencias para que se sienta estupendamente en su nuevo hogar.

liberatubici

Si te estás planteando la acogida temporal de una bici, debes tener en cuenta algunas cosas:

¿Cuál es tu recompensa por su cuidado?

  • Tener la posibilidad  de hacer uso de una bicicleta en buen estado sin que tengas que comprarla o pagar un alquiler por ella.
  • La confirmación de que no necesitas que sea de tu propiedad  para disfrutar el placer de moverte en bici.

¿Cuáles son las responsabilidades que tendrás?

  • Asumir los cuidados necesarios para que tu compañera esté en forma. Hacerle las revisiones correspondientes y arreglar lo que se estropee.
  • Usarla con frecuencia. Recuerda que la has sacado del destierro de un garaje para que se mueva y circule.
  • Ser precavido/a y tener mucho cuidado en que no te la roben. Deberás hacerte con un buen candado.
  • Cuando se termine el periodo de acogida con ella, tendrás que responder a la persona que la vaya a recibir, quedar para la entrega, hacerle fotos y colocarlas en el historial vital de la bici, así como describir anécdotas (si quieres) de vuestro periodo de convivencia.
  • Cuando llegue el momento de la despedida, deberás entregarla en perfecto estado. Como la recibiste.

adopcion bici

Si tienes todo esto claro y asumes estos compromisos, sólo tienes que meterte en la web y buscar la bici que busca ser liberada y que se adapte a tus necesidades.

  • Debes comprobar que el lugar donde se libera y las fechas son compatibles contigo. Contacta con su dueño y planificad una cita para la entrega.
  • Si cuando termina el periodo acordado nadie la ha reclamado, puedes quedarte con ella hasta que aparezca alguien que la necesite.
  • Recuerda que cuando termine el periodo de acogida podrás buscar otra y repetir la experiencia.

Así de fácil es adoptar una bici y liberarla del destierro.

 

Advertisements

6 responses to “Adopta una bici y rescátala del encierro

  1. me gustaaaaa muchoooo!! es una iniciativa genial!!!!, pero no he encontrado bici para adoptar en Barcelona, sniff, aun nadie se ha animado en Barcelona???? gracias por poner en marxa proyectos así de xulos, y gracias por darlos a conocer!!!!! saludosss

    • Qué bien que guste! Las bicis van de un sitio a otro así que puede llegar. El proyecto no es nuestro pero lo difundimos por su interés y para que plataformas como ésta sigan creciendo. Gracias por tu comentario.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s